1942

PRIMERA VISITA A LAS HERMANAS DE LA CRUZ

 

En el año 1942 la Hermandad de la Victoria decide modificar su itinerario y llevar el paso de palio hasta la Plaza Niña para realizar, por vez primera, parada y Estación de Penitencia ante el Convento.

Con esta nueva iniciativa, surgida a petición del mayordomo D. Francisco Monís Cano, nuestra Cofradía se convertiría en la primera de la ciudad de Huelva en visitar a las hijas de Santa Ángela de la Cruz, creando, desde entonces, una estampa incomparable en la Semana Santa Onubense.

En aquel Miércoles Santo de 1942 la Cofradía realizó su salida a las ocho y media de la tarde, estrenando la Santísima Virgen de la Victoria la primitiva corona de salida, obra de Seco Velasco, inspirada en la corona de María Santísima de la Amargura de Sevilla y que regalara D. José Zayas en nombre de sus hijas, Ana María y Caridad, por valor de 1.500 pesetas.

De igual modo la Reina del Polvorín luciría una nueva saya blanca bordada en oro que fue regalo de su camarista doña Dolores López de Oliveira.

Desde mucho antes de la hora de la salida había una gran expectación a las puertas del Templo por ver a la Virgen de las "alhajas" como popularmente se empezaba ya a conocer a Nuestra Amantísima y Amadísima Titular por las valiosas joyas que llevaba consigo.

Fotos: José Ángel Márquez

            HUELVA